¡Compartir! La clave para los nuevos profesionales

El Coworking no es una idea nueva. Desde hace décadas el compartir  espacios de trabajo con otros profesionales se venía haciendo en muchos países, en especial en Estados Unidos. Pero desde hace unos cuantos años, a raíz de la situación económica actual, el coworking ha dejado de ser sólo un tema de espacios, mesas y sillas, para convertirse en algo más.

El Coworking se define como una nueva forma de trabajar en la que los profesionales llamados freelance comparten espacio físico o virtual.

trabajo-en-equipoPara comprender un poco mejor esta idea, comencemos entendiendo a los profesionales nómadas y su nueva forma de trabajar. Y es que desde que el mundo empresarial tuvo que cambiar su estructura, limitando a las empresas a la hora de aumentar su plantilla, muchos son los que han conseguido en el freelance una forma de sustento. Normalmente son profesionales de actividades económicas que no necesitan una infraestructura compleja para realizar su trabajo, por lo que buscan espacios donde puedan compartir sus gastos. Podemos encontrar entre ellos a periodistas, diseñadores, programadores, traductores, etc.

Pero la ventaja más importante de estos espacios no es el ahorro de costes, sino la creación de una red de contactos  que les puede ayudar a conseguir y llevar a cabo proyectos más ricos y exitosos. Esta nueva idea propicia el abandono de la forma de pensar individualista, lo que ayuda a crear, imaginar y nutrirse de experiencias de personas muy distintas y con backgrounds muy diversos.

Analicemos una a una las ventajas de este ambiente laboral:

  • Accesibilidad a espacio profesional a bajo precio. Sí, esta es una de las principales razones por las que un profesional llega a un espacio de coworking, ya que puede emprender proyectos sin alto riesgo ni la preocupación de mantener un espacio propio.

  • En la mayoría de los espacios se cuenta con la flexibilidad de adecuar el coste en base a las necesidades de cada profesional, por lo que pueden destinar el tiempo y los recursos que quieran a los proyectos que están emprendiendo.

  • En una excelente forma de combatir la soledad del emprendedor nómada y permite separar el ámbito personal del profesional, creando un mejor rendimiento ya que provee la conciliación de horarios regulares y estables; elemento difícil de lograr para este tipo de profesional.

  • A pesar de que todos estos espacios cuentan con una comunidad de coworkers con un fuerte espíritu de colaboración y ganas de trabajar de forma diferente, existen muchos tipos de coworkings. Algunos se orientan a pequeñas empresas, otros fomentan la creatividad o dan apoyo en el aspecto internacional del proyecto, mientras que otros se enfocan en el sector tecnológico. Con tantas opciones, sólo hay que decidir cuál es la más adecuada para cada profesional.

  • A través de estos centros, el emprendedor logra dar una imagen más profesional frente a clientes y proveedores ya que se desenvuelve en un espacio adecuado.

  • Son espacios donde se fomenta la erradicación del pensamiento negativo del emprendedor receloso de compartir ideas. Compartiendo proyectos, los coworkers logran enriquecerlos gracias a las aportaciones de sus compañeros. La visión de cada uno de los coworkers puede dar un giro muy provechoso a lo que se pensaba era un proyecto más.

  • Es el lugar idóneo para conocer profesionales de otros sectores con los que normalmente no se tiene contacto. En una comunidad coworker se pueden encontrar profesionales del área legal, administrativo, comunicación, diseño, etc. Todos ellos podrán hacer aportaciones complementarias al proyecto que se está realizando.

  • Uno de los peligros más importantes de trabajar por cuenta propia es el aislamiento. El intercambio con otros profesionales ayuda a la motivación y la empatía.

  • En la mayoría de los centros de coworking se provee de una propuesta muy interesante de cursos y actividades, tanto para el enriquecimiento personal como el desarrollo profesional. Se pueden ver desde clases de yoga y grupos de cocina, hasta talleres de coaching para emprendedores. A través de estas actividades el profesional puede mantenerse al día en innumerables ámbitos que lo ayudarán a ser un orientador más competente y una mejor persona.

Si eres un profesional freelance o emprendedor de cualquier ámbito empresarial y tienes una forma de pensar creativa y cooperativa, sin duda eres un candidato ideal para este tipo de espacios, a través de los cuales podrás descubrir un mundo de posibilidades, proyectos y experiencias.

¿Te vienes al nuestro?

¡Porque tú ganas y nosotros contigo!

¡Compartir! La clave para los nuevos profesionales

Post navigation


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies